Importancia del fertirriego en la tecnificación de cultivos

Importancia del fertirriego en la tecnificación de cultivos

Es una herramienta que implica una adecuada capacidad técnica hacia la trasferencia de tecnología, para lograr los objetivos de las compañías y así fortalecer la producción de alimentos con incrementos en la productividad de los cultivos, optimizando el uso de los recursos del agua, el suelo y el clima con aras de alimentar más y mejor a una población mundial en crecimiento acelerado.

Continuación del artículo técnico publicado en la edición 18.

9. ¿Con sistema de riego por microaspersión o con goteo?

Muchos de los fracasos de los sistemas de riego empiezan en la elección adecuada del sistema de riego a utilizar, y en este punto, es uno de los primeros aspectos que se deben analizar concienzudamente con las desventajas y ventajas técnicas, agronómicas y de costos en estas dos opciones.

En algunos cultivos la microaspersión brinda mejores condiciones para la planta y en otros cultivos no, donde el sistema de riego por goteo es muy ventajoso. La elección correcta del tipo de sistema de riego a utilizar, depende de muchos factores los cuales deben ser todos puestos sobre la mesa para tomar la decisión acertada, factores como textura del suelo, clima, tipo de planta, labores culturales, calidad del agua, salinidad del suelo, manejo técnico, entre otros.

10. Manejo de las mangueras de goteo

Uno de los principales temores del sistema de fertirriego es que las mangueras de goteo o microaspersores se tapan muy fácilmente según experiencias anteriores. Si se selecciona adecuadamente un buen gotero o microaspersión resistente a la obstrucción, se instala un filtrado adecuado de buena calidad y se hace el mantenimiento periódico adecuado no se presenta estos inconvenientes con largos años de uso.

Otro temor es que las mangueras de goteo o microaspersión se rompen fácilmente con el control de malezas y otras labores agrícolas; en este sentido, por gruesa o delgada que sea la manguera de goteo, si no se toman las debidas precauciones, la manguera de goteo va a ser cortada.

Hay varias alternativas para evitar esto como mover las mangueras a un lado del surco, recoger las mangueras al inicio de la hilera del cultivo, enterrar las mangueras por debajo del suelo, no desyerbar con objetos cortantes encima de la manguera de goteo, cambiar la forma de desyerbar el cultivo o colgar las mangueras por encima del suelo.

Estos son aspectos que hay que analizarlos en cada cultivo, en cada caso particular, dependiendo de las prácticas culturales propias de la zona y si es posible buscar alternativas de solución al respecto.

11. Épocas de uso y operación

Por supuesto que los sistemas de fertirriego tienen su máxima utilización y aprovechamiento en épocas de verano por la ausencia de lluvias, con previa disponibilidad de agua almacenada o reservada para tal fin.

Cuando hay fertirriego en épocas secas (ausencia de lluvias) se logra un doble beneficio en la planta: el primero es que la planta no va sufrir de déficit de humedad en el suelo, no va a frenar o inhibir sus actividades fisiológicas que perjudican su desarrollo y retrasan o afectan el cultivo, y en segundo lugar, con el fertirriego oportuno va a aprovechar las óptimas condiciones de luminosidad, de temperatura y de humedad relativa para potencializar su desarrollo, crecimiento o producción según el estado fenológico en el que se encuentre.

En muchos casos, con la implementación de fertirriego, se han logrado acortar los ciclos productivos de las plantas con mayor vigorosidad y sumado a ello la calidad y producción que esto conlleva. Por ejemplo, en cultivos de caucho en Brasil la producción empieza a los cinco años con fertirriego, mientras que en Colombia sin riego empieza hacia el séptimo año.

También un fertirriego permite hacer las siembras del cultivo en verano porque la planta tendrá disponibilidad de agua y nutrientes para su establecimiento y arranque en el suelo.

Cultivos exitosos ya hay en algunos países del mundo, en zonas de altas precipitaciones donde se utilizan sistemas de fertirriego no para regar si no para fertilizar con ahorros muy importantes en mano de obra y con grandes incrementos en productividad y uniformidad del cultivo.

Se puede utilizar el sistema de fertirriego en épocas de lluvias previo análisis de la humedad del suelo, ya que éste es el vehículo principal o el medio de fertilización del cultivo y por lo tanto, se utiliza con menores volúmenes de riego y mayores concentraciones de fertilizantes con el fin de fertilizar el cultivo y a esto es lo que llamamos un sistema de fertigación, que aún en épocas de lluvias, se aplican los fertilizantes de manera oportuna y de una forma muy uniforme planta a planta.

Este es un manejo técnico sencillo en el cual hay que tener en cuenta las precipitaciones y el nivel de humedad en el suelo para hacerlo. Algunos casos exitosos de fertigación, es el cultivo de té en Tanzania, con altos niveles de precipitación anual superiores a la Evapotranspiración del cultivo EVTc, dieron como resultados incrementos de producción del 40 % con disminución del 50 % en mano de obra por evitar la fertilización manual.

Por supuesto que los costos de aplicación de fertilizantes vía fertirriego serán menores ya que no hay que aplicar el fertilizante edáfico planta a planta si no únicamente aplicado por el sistema de fertirriego. Este aspecto se suma a los múltiples beneficios del fertirriego.

12. Otras aplicaciones del sistema de fertirriego

Los sistemas de fertirriego también son utilizados exitosamente para aplicar múltiples productos de protección de cultivos como herbicidas, insecticidas y fungicidas a través de los goteros (quimigación). Para ello se debe analizar el producto específico para ver su variabilidad de aplicación.  Con el sistema se logra una eficiente aplicación con alta uniformidad y mínimo costo de mano de obra. En cultivos tecnificados es común esta práctica con altas eficiencias de aplicación y buenos resultados.

Romper el paradigma del no requerimiento

En muchas zonas agrícolas, aún existe la percepción que por las excelentes condiciones de suelos, clima, agua con lluvias bien distribuidas, etcétera, que afortunadamente hay en varios países, los sistemas de fertirriego no son necesarios, pero consideramos que este es uno de los grandes paradigmas a romper, ya que a los suelos cada vez se les exige más, el clima ha sido muy variable en los últimos años, las lluvias ya no son uniformemente distribuidas como hace algunos años atrás y principalmente las bajas productividades de los cultivos y la alta competitividad del mercado, exigen mejoras sustanciales.

Capacitación en el concepto del fertirriego

El fertirriego maneja conceptos diferentes a la fertilización tradicional de los cultivos, como el requerimiento de fertilizantes solubles diferentes a los tradicionales, formas y frecuencias de aplicación diferentes, manejos de un sistema desconocido en la finca. Este es un cambio cultural que no es sencillo de lograr e implica trabajar arduamente en capacitación de los agricultores para obtener los resultados esperados.

Un sistema fertirriego es exitoso si cuenta con adecuado diseño agronómico, hidráulico, geométrico, manejo técnico adecuado, sistema de monitoreo y mantenimiento preventivo.

Implementación de sistemas

Evidentemente que el nivel de tecnología de los sistemas de fertirriego a implementar, en gran media depende del valor económico del cultivo a implementar, pero independientemente del nivel de tecnificación del sistema (alta, media o baja tecnología), en los mercados locales y mundiales del riego por goteo, existen muchas marcas de productos de diferente origen, prestigio, calidad y precio. Razón por la cual, es conveniente conocer un poco acerca de este tema para no cometer errores que involucren altas pérdidas económicas, no solamente por el costo del equipo si no por el alto costo de lo que se dejó de obtener con la producción esperada del cultivo.

Un buen sistema de riego debe ser, diseñado, calculado y valorizado con materiales de alta calidad y tecnología, de marcas con experiencia y reconocidas, con materiales robustos, que le permitirán una larga duración, estabilidad en el funcionamiento a través del tiempo, generando resultados tangibles en la calidad y productividad del cultivo y con costos razonables a una óptima relación costo-beneficio.

Un sistema de fertirriego ideal, está formado por un conjunto de partes y componentes (subsistemas) que deben ser diseñados agronómica e hidráulicamente de manera correcta, con materiales de alta calidad, que se prevé que sean instalados de manera adecuada, operados bajo conceptos de fertirriego y adecuados, enfocados al beneficio para las plantas, con una retroalimentación o monitoreo del sistema y un adecuado mantenimiento preventivo para lograr elevados rendimientos en las cosechas (productividad) con una buena calidad, uniformidad y consistencia.

Cuando algunos de estos componentes o subsistemas instalados, falla por algún motivo, perjudica el funcionamiento de todo el sistema y por consiguiente afecta al desarrollo normal del cultivo. En este sentido, existen componentes del sistema que son de vital importancia para el éxito del proyecto, como son el sistema de filtrado, el sistema de automatización (cuando son automáticos), los sistemas de fertirriego o inyección de fertilizante (cuando se requieren) y las mangueras de goteo, que son elementos fundamentales dentro del sistema. Existen otros elementos del sistema que si bien deben cumplir con sus funciones, no son decisivos en el resultado, como las tuberías PVC, los accesorios, los tanques de fertilizantes y en parte los sistemas de bombeo.

Con respecto a las mangueras de goteo o micro aspersores, estos no son un producto de “commodities”, es decir que no todas las mangueras de goteo o micro aspersores son iguales por el hecho de ser mangueras y tener un goteo por dentro y que gotean con agua a presión, ya que, entre las diferentes marcas y modelos del mercado mundial del riego, existen niveles de diferenciación significativos y valores agregados muy amplios de calidad, estabilidad y durabilidad.

Por ejemplo, estas son las características básicas que debe tener un buen gotero:

Laberintos con un área de paso grande (ancho y profundidad) para minimizar el riego de obstrucción.

Cada gotero debe tener un filtro con un área de filtrado alto que evite la entrada de sedimento al interior del laberinto.

Mínima longitud del laberinto para minimizar el riego de obstrucción.

Alta turbulencia del paso de agua a través de los laberintos con menor probabilidad de taponamiento (diseño del laberinto).

Muy bajo coeficiente de variación (minina variación en el caudal real del gotero desde la fábrica) para brindar una alta uniformidad a largo plazo.

Fabricados con materias primas vírgenes y bajo altos estándares de control de calidad.

Resistentes a la obstrucción y estables a largo plazo.

Muchas de los productos del mercado mundial de riego, no ofrecen la información básica de diseño de estos aspectos relacionados anteriormente, que permitan hacer una comparación técnica entre uno y otro gotero. En el mercado hay muchos productos a precios muy bajos, con bajos niveles de calidad, duración, uniformidad y estabilidad, repercutiendo en el funcionamiento del sistema y en la producción del cultivo; son pocas las marcas y productos que ofrecen esta información porque tienen un buen producto y por supuesto que la calidad y el precio son mayores.

En este sentido, el ahorro de dinero en un sistema de riego utilizando componentes de mínimo precio y baja calidad, es uno de los principales factores de fracaso, ya que después de poco tiempo de uso, el sistema falla y el agricultor suele sacar conclusiones erradas acerca del sistema de fertirriego.

En la implementación  de los sistemas de fertirriego o en sus componentes, en muchos países con todo tipo de inversionistas, sucede un fenómeno particular y es que cuando adquieren un sistema barato o logran grandes descuentos y el precio final es bajo, se cree que se ha hecho un excelente negocio, y lamentablemente solamente a través del tiempo con los deficientes resultados en las cosechas,  el resultado en las plantas con calidades, consistencias, uniformidades y productividades medianas a bajas y como son muchos las variables que inciden en una producción agrícola, es usual buscar excusas como el clima, las enfermedades, las plagas, el suelo, etcétera, y al final del proceso los inversionistas reconocen el sistema económico implementado  fue una decisión incorrecta, porque los ingresos que dejaron de percibir con las pérdidas de calidad y producción, son mucho mayores al supuesto ahorro en la compra del sistema.

Cada uno de los componentes de un adecuado sistema de riego, tienen características técnicas de alta capacidad, calidad, resistencia, estabilidad, y por consiguiente los precios no son los más baratos del mercado.

Consideraciones finales

Un fertirriego es exitoso si se conocen y controlan todos los aspectos en él involucrados, partiendo desde el diseño agronómico, el diseño hidráulico, la adecuada implementación con el uso de componentes de buena calidad, manejados operados y retroalimentados con un adecuado concepto del fertirriego con base en una adecuada capacitación o asesoría técnica a los agricultores.

La transferencia tecnológica adecuada y acertada en fertirriego es una herramienta fundamental para incrementos sustanciales de productividad, con el fin de mejorar su eficiencia productiva, optimizar sus costos de producción, generando mayor competitividad en el mercado y disminuyendo la dependencia del comportamiento de los precios en el mercado.

El fertirriego es una herramienta que implica una adecuada capacidad técnica hacia la trasferencia de tecnología, para lograr los objetivos de las compañías y así fortalecer la producción de alimentos con incrementos en la productividad de los cultivos, optimizando el uso de los recursos del agua, el suelo y el clima con aras de alimentar más y mejor a una población mundial en crecimiento acelerado.

Los aspectos tratados en este artículo, fueron abordados en el “Curso Sistemas de Riego por Goteo para Fertirriego”, realizado por Intagri e impartido por Miguel A. Romo P. en enero del 2019.

*Artículo técnico escrito por Miguel A. Romo P., gerente general de Fertirriego Ltda., Colombia para INTAGRI.

By | 2019-06-25T21:17:15+00:00 junio 25th, 2019|Notas de Prensa|Comentarios desactivados en Importancia del fertirriego en la tecnificación de cultivos